jueves, 7 de febrero de 2013

LOS DOCE TRABAJOS DE HERCULES



Hércules era hijo de Zeus y de Alcmena. Hera esposa legítima de Zeus , diosa del matrimonio, no perdonó la infidelidad de Zeus y en venganza envió la misma noche de su nacimiento, dos serpientes para terminar con la vida del recién nacido.

Rubens, Peter Paul (1577-1640)

The Drunken Hercules



Pero Hércules con su singular fuerza las mató estrangulándolas. Con los años contrajo matrimonio con la princesa Megara, con la que tuvo tres hijos. Pero Hera que no olvidaba el engaño de su marido y ensañada en su venganza hizo pasar a Hércules por un estado de locura en el que mató a su esposa y a sus hijos. Cuando volvió en sí y vio lo que había hecho quiso suicidarse, pero el oráculo de Delfos le permitió saldar su falta, convirtiéndolo en sirviente de su hermanastro Euristeo, rey de Micenas y de Tirinto.
En complot con Hera, Euristeo hombre débil de carácter, tuvo miedo a que Hércules le destronara y le impuso el desafío de enfrentar doce pruebas conocidas como Los Doce Trabajos de Hércules, con el fin que muriera en alguna de ellas.

Los Caballos de Diómedes: -Este primer trabajo consistía en capturar una manada de caballos salvajes que Diómedes, hijo de Marte y rey de Tracia, criaba para la destrucción y la guerra. Estos animales echaban fuego por las fosas nasales y se alimentaban con los cuerpos de los extranjeros que las tormentas arrojaban, a las costas de su reino. Siempre estaban sujetas con pesadas cadenas a sus pesebres de bronce. Hércules para este trabajo, llamó a su amigo Abderis para que lo ayudase. Tan pronto descubren los establos, matan a los criados y ponen a Diómedes en el comedero, donde es devorado por sus propios caballos. Tan grande fue su triunfo, que consideró indigno llevarlos él, por lo que encargó a su amigo la tarea. Abderis que era débil y temía la tarea, no pudo con la manada y fue asesinado por los caballos. Hércules desolado volvió a realizar el trabajo y lo terminó, llevándolas en presencia de Euristeo.

-Este primer trabajo de Hércules, está conectado con el primer signo del zodíaco: Aries.

Se considera a Aries como el signo del comienzo, de la creación. El comienzo del ciclo evolutivo del ser humano, el primer paso para el desarrollo interior y la dominación del alma. El inicio de una nueva fase de desarrollo. Hércules emprende su primer trabajo sin comprender bien la magnitud de la tarea y sin estar preparado. Su impulsividad lo lleva a fracasar en un primer momento, al encomendarle la tarea a su amigo Abderis. Su falta de experiencia y su ímpetu por triunfar lo llevan a rehacer el trabajo hasta que el triunfo sigue a sus esfuerzos. Aries rige la cabeza, es el signo del pensador. Es la carrera del alma dentro de la materia y a través del proceso del pensamiento. Los caballos representan los pensamientos equivocados y las ideas erróneas. El reto consiste en comprender que la fuerza sólo es útil si se controla la mente con sabiduría.

El Toro de Creta: -Minos, rey de Creta, deseoso de merecer la simpatía de Poseidón, dios de los Mares y los Terremotos, formuló un voto que consistía en ofrecerle en sacrificio, lo que él hiciera surgir de las ondas marinas, en señal de sumisión. Poseidón hizo salir de ellas un magnífico y bellísimo toro. Minos al ver la majestad del animal, se lo guardó y lo sustituyó por otro, creyendo que Poseidón no se daría cuenta. Éste al ver el engaño de Minos, se vengó con la ayuda de Afrodita que inspiró una gran pasión a Pasifae, mujer de Minos, por el toro. Además de transmitirle unos impulsos que sembraron el terror en todo Creta. Hércules debía capturar al toro sagrado que Minos, tenía resguardado en la isla. Fue a Creta y después de buscarlo y perseguirlo, logró capturarlo y montó sobre su lomo. Luego condujo al toro sobre las aguas hacia la morada de los Tres Cíclopes, los que se hicieron cargo de él, y dio por finalizada su tarea.

-Este segundo trabajo de Hércules está conectado con el segundo signo del zodíaco: Tauro


Tauro está ligado con la necesidad de poseer y los bienes materiales. Es el signo de la constancia, la seguridad, la paciencia y la fuerza de resistencia. Los resultados de los desafíos que se deben superar cuando se necesita crecer. Las sólidas ambiciones y la búsqueda de la compañía de aquellos, que puedan ayudar a satisfacer los deseos. Hércules pasa del impulso del pensamiento (Aries), a potenciar el deseo y la sensibilidad (Tauro). El toro simboliza el deseo animal que tiene que ser asido y dominado. Hércules al montar al toro, controla y dirige sus instintos sexuales a través del control de su mente. E l reto consiste, en utilizar el sentido común por encima de los deseos, a través de la percepción inteligente.

Las Manzanas de Oro de las Hespérides: -Este trabajo consistía en buscar el Árbol de las Manzanas de Oro del Jardín de las Hespérides. Todos deseaban encontrar el árbol, pero su lugar era desconocido y custodiado por tres hermosas ninfas, hijas de la noche, y su custodia estaba encomendada a un dragón inmortal de cien cabezas. Además debía cumplir con cinco pruebas por el camino. La primera fue la frustración por no encontrar el camino. Ya desesperado, unas ninfas le dijeron que el único conocedor del secreto era el dios marino Nereo. Hércules se puso en su busca y por fortuna lo encontró dormido a la orilla del mar, lo ató y no lo soltó hasta que no le dijo donde estaba el jardín. La segunda prueba, era luchar con Anteo, una enorme serpiente que lo venció en muchas oportunidades hasta que pudo con ella. La tercera fue ser engañado y debilitado por Busiris, que lo mantuvo atado durante un año hasta que se dio cuenta del engaño y venció al falso maestro. La cuarta fue liberar a Prometeo de sus cadenas quien le acompañaría el resto del camino. Y la quinta era llegar donde vivía Atlas, que estaba condenado por Zeus, a sostener eternamente el mundo sobre sus hombros. Como el dragón era inmortal y por consiguiente, Hércules no podía matarlo, por consejo de Prometeo, hermano de Atlas, le pidió a éste que fuera en su lugar a coger las Manzanas. Pues era de la familia de las ninfas de las Hespérides, y el dragón, que lo conocía, no le haría daño alguno. El gigante deseoso de liberarse de su carga, cedió el peso del mundo a Hércules. Al poco tiempo regresó con las Manzanas, pero en su afán de libertad, le dijo a Hércules que él mismo le llevaría las Manzanas a Euristeo. Hércules entonces, simulando una fatiga, engañó a Atlas para que volviera a suplirle en la sujeción del mundo. Atlas cayó en la trampa y lo cargó nuevamente, así Hércules pudo marcharse para entregárselas a Euristeo.

-Este tercer trabajo está conectado con el tercer signo del zodíaco: Géminis.


Géminis es el signo de la Comunicación, la adaptabilidad, la versatilidad y la expresión hablada o escrita. Si se intenta evitar los cambios inherentes al crecimiento se topa con el conflicto. Existen dos formas de enfrentarlo: caer en la autocompasión o ampliar los horizontes mediante el contacto con nuevas ideas. Hércules debe ganar las Manzanas de Oro de la sabiduría, mediante una prueba de sinceridad. Un anhelo de ser bueno, un profundo deseo de indagar los hechos de la vida espiritual, esfuerzos tendientes a la autodisciplina, a la oración ya la meditación, preceden inevitablemente, al verdadero y constante esfuerzo. Hércules en su camino hacia las Manzanas de Oro, debe aprender a tener paciencia, para poder lograr objetivos y vencer la frustración del error. Debe aprender a concentrar su energía para vencer los obstáculos desde el aprendizaje. No dejarse engañar por las posibilidades de rápido triunfo, que vienen a través de las propuestas ilusorias. Liberarse de las cadenas que lo atan al pasado y entender que después del sacrificio llega la recompensa deseada.

La Cierva de Cerinea: -Hércules debía capturar una cierva que se disputan el hada Artemisa y Diana, la cazadora de los cielos, para llevarla al sagrado santuario de Micenas. La cierva era un bello animal con cuernos de oro y pies de bronce, que la hacían infatigable en su carrera, por lo que nadie la había alcanzado jamás. Estaba consagrada a las dos diosas y vivía en uno de sus templos, donde siempre hallaba un refugio seguro. Por espacio de un año Hércules persiguió a la cierva, hasta llegar al país de los hiperbóreos, en las nevadas regiones árticas. Cuando el animal se dispuso a pasar el río Ladón para refugiarse en el santuario que le servía de morada, Hércules le hirió la pata con una flecha, y tomando la cierva, la consideró suya.

-Este cuarto trabajo está conectado con el cuarto signo del zodíaco: Cáncer.

Cáncer es muy sensible y vulnerable en su interior, aunque en el exterior da la impresión de ser impenetrable, seguro de sí mismo y tenaz. Pone de manifiesto la necesidad de alimentar nuevas posibilidades para cambiar y crecer. El cambio requiere un cierto tiempo de evolución y con frecuencia se debe hacer balance de la situación y desviar la atención hacia el interior. Hércules debe aprender a usar el intelecto a través de ponerse en relación con el mundo de las ideas humanas y de la investigación. Debe aprender a llevar esa capacidad y transmutarla en intuición para llegar a conocer las cosas del espíritu y de las realidades espirituales que ni el instinto, ni el intelecto pueden revelarle. El reto consiste en trabajar para poder unir los tres aspectos de la naturaleza del hombre: El instinto, la intuición y el intelecto.

El León de Nemea: -Un bosque de Argólida, llamado Nemea, servía de refugio a un enorme león que devoraba todos los rebaños de la comarca. Hércules marchó por orden de Euristeo, a acometer la tarea de matarlo, para poner fin a sus estragos. Penetró en el bosque, donde resonaban los rugidos de la fiera, que con las fauces abiertas lo estaba esperando en su cubil. Le disparó tres flechas de su carcaj, pero las tres cayeron al suelo, con las puntas rotas y sin producir ni un rasguño en la piel del león. Entonces cogió una gran maza y le dio un terrible golpe en la cabeza, que lo dejó atontado. Aprovechándose de ello, lo cogió por el cuello estrangulándolo. Luego lo despedazo y con su piel se hizo un manto protector que se convirtió en una de sus prendas características que llevó en todas sus hazañas.

-Este quinto trabajo está conectado con el quinto signo del zodíaco: Leo.
Leo destaca por su naturaleza de líder, por su impulso en la acción y su capacidad para mandar y organizar. Pone de manifiesto la importancia de la libertad, la expresión y la actitud receptiva. A medida que se crece de esta forma, se interactúa con el mundo de un modo más fructífero y se incorporará la dicha del juego, a la vida cotidiana. Hércules debe matar al león de Nemea, símbolo de la personalidad poderosa corriendo indómita y amenazando la paz de la comarca. Habiendo surgido de la masa y el desarrollo de su individualidad. Tiene que volver impotente al que ha sido, el gran agente protector hasta el momento. El egoísmo, el instinto autoprotector, tienen que dar lugar a la abnegación, o sea a la subordinación del yo al todo.

El Cinturón de Hipólita: -Admeta, hija de Euristeo, había oído decir que la reina de las Amazonas, llevaba un cinturón único por su elegancia y riqueza, pidiéndole a su padre que se lo proporcionara. Las Amazonas, mujeres guerreras de Capadocia, vivían de la rapiña y del producto de sus cacerías. El hombre estaba excluido de su sociedad, excepto una vez al año, para la procreación. Siempre estaban luchando con los pueblos vecinos, montadas en fogosos caballos, que montaban con asombrosa maestría al igual que el arco y la lanza, como también el escudo para defenderse. Eran jóvenes bellísimas que cubrían su cabeza con un casco y vestían un traje ceñido, cubierto por una capa que flotaba con el aire. La reina de las Amazonas se llamaba Hipólita y era poseedora del famoso cinturón. Euristeo para complacer a su hija, mandó a Hércules en busca del cinturón. Como en este caso no se trataba de luchar con una fiera, sino con un numeroso ejército, se embarcó acompañado de otros héroes famosos como: Teseo, Peleo y Telamón. Cargados de numerosos presentes llegaron a su destino. Hipólita se mostró dispuesta a entregar el cinturón que era insignia de su mando. Pero Hera dijo a las Amazonas que Hércules quería raptar a su reina y ellas respondieron con un soberbial ataque. Hércules tras la lucha cautiva a la reina y ésta a cambio de su libertad, le entrega el cinturón que Venus, diosa del amor y la belleza, le había regalado.

-Este sexto trabajo está conectado con el sexto signo del zodíaco: Virgo.


Virgo es crítico, discriminativo y práctico. Evalúa la vida a través de los hechos y de la lógica. Con el paso de la vida, en ocasiones se constata que necesidades originales han trascendido a las circunstancias originales. Para crecer se debe avanzar y desprenderse de lo que limita o estanca. El trabajo revela la guerra entre los dos sexos. Hipólita le ofrece el cinturón de la unión a Hércules, pero haciéndolo sin amor. El mito nos permite ver lo que es la vida, un acto de muerte, y luego un acto de vida, o sea un constante crecer.




El Jabalí de Erimanto:- En Arcadia, en la montaña de Erimanto, moraba un jabalí colosal, terror de los rebaños y cazadores de la zona. Hércules debía capturar al animal y llevarlo ante Euristeo. Ya de camino, se encuentra con Folo, un amigo Centauro. Éste le invita a festejar y beber vino en grandes cantidades junto a Quirón, otro sabio Centauro, haciendo que Hércules olvide su trabajo. En estado de embriaguez y ante la llegada de otros Centauros, se genera una gran discusión y sin tener noción de su estado hiere con una flecha impregnada con el veneno de la Hidra, a Quirón. Esto le produjo un daño incurable dado que era inmortal, sufriendo grandes dolores. Al final prefirió morir, no sin antes pedirle a Zeus cambiar su naturaleza con la de Prometeo, evitándole el sufrimiento, cuando estaba encadenado. Hércules huyó a las montañas entonces, y reanudó su trabajo. Hércules obligó al jabalí a salir de su refugio y lo persiguió por las montañas nevadas. El jabalí cayó extenuado por el cansancio y se despeñó por un barranco nevado. Entonces lo llevó sobre sus hombros hasta Micenas.

-Este séptimo trabajo está conectado con el séptimo signo del zodíaco: Libra.

Libra es la unión, la tranquilidad, el equilibrio, la armonía, el espíritu reconciliador. Es el idealista incapaz de vivir sólo. A medida que avanza la vida, es necesario seguir progresando sin perder de vista los propósitos. Se tendrán más posibilidades de alcanzarlos si se establecen vínculos amistosos. Antes que Hércules capturara al jabalí de Erimanto, se sentó a la mesa de Folo y bebió con él y con Quirón. En este momento el alma de la jovialidad busca y encuentra placer. Los vapores del placer se deben disipar antes que la tarea mayor del autodominio ( la captura de jabalí) sea emprendida. La búsqueda del placer es necesaria para el desarrollo del alma, ya que sin una tragedia (la muerte de Quirón), los potenciales de equilibrio permanecen latentes sin desarrollarse.

La Hidra de Lerna: -Hércules debía acabar con la monstruosa Hidra que habitaba en el pantano de Lerna, en el país de Argos. La Hidra era un dragón enorme con siete cabezas, una de ellas inmortal, y tenía la característica de que si se le cortaba una cabeza mortal, nacían dos en su lugar. El héroe partió con su sobrino Yolao. La Hidra se manejaba siempre dentro del pantano y en la oscuridad del mismo. Para poder sacarla de su guarida, Hércules utilizó flechas encendidas y nada más salir ésta, se entabló la lucha que se alargó durante horas. Cada vez que Hércules cortaba una de sus cabezas, dos más aparecían en su lugar. Entonces tuvo una idea y llamó a su sobrino Yolao, que se mantenía a distancia. Le ordenó que estuviera a su lado, preparado con una antorcha ardiente, para ir quemando las nuevas cabezas a medida que fueran brotando. En poco tiempo una tras otra, cayeron cortadas las siete cabezas del monstruo, que al fin cayó muerto. Entonces cortó la cabeza inmortal y la enterró debajo de una roca. Luego mojó sus flechas en la hiel de la Hidra y las hizo aun más mortíferas.

-El octavo trabajo está conectado con el octavo signo del zodíaco: Escorpio.


Escorpio está dotado de penetración. Su expresión es intensa, enérgica y magnética, pues surge de su ser más profundo. La existencia en solitario carece de un componente crucial. El ser humano necesita del amor y la complicidad de otra persona. En el crecimiento del individuo, llega un momento que sólo se puede aprender del verdadero potencial interior, con la compañía de un ser amado. La tarea era vencer a la Hidra de siete cabezas. Las cabezas de la Hidra representan los problemas que acosan a la persona valerosa que busca el dominio de sí misma. Hércules para vencerla debía expresar las tres cualidades de su carácter: Humildad, coraje y discernimiento.

Los Pájaros del Lago Estínfalo: -Cerca de la ciudad de Estínfalo, en Arcadia, había un pantano inmundo que despedía un olor putrefacto. En él vivían unas espantosas aves de grandes dimensiones que atacaban a hombres y animales, devorándolos y dejando sus restos después del festín. Tenían el pico y las garras de hierro. Eran afilados como espadas y sus plumas eran dardos de acero. Hércules recibió la orden de exterminarlos. Al llegar al pantano tres de los pájaros se abalanzaron contra él, los detuvo con su gran fuerza haciéndolos retroceder, sin poder vencerlos. Buscó los medios para matarlos y lanzó cientos de flechas, pero sólo logró derribar a unos pocos, de los miles que habitaban en el pantano. Para conseguir vencerlos , subió a una montaña vecina y comenzó a tocar con todas sus fuerzas unos grandes címbalos de bronce, regalo de la diosa Minerva y que emitían un sonido sobrenatural. Era tan desagradable y penetrante que para él mismo era intolerable. Se tapó los oídos con almohadillas y a la hora del crepúsculo, los golpeó una y otra vez. Aturdidos y asustados, los pájaros huyeron en desbandada y Hércules acabó con ellos con sus certeras flechas.

-El noveno trabajo está conectado con el noveno signo del zodíaco: Sagitario.

Sagitario busca espacio, libertad y oportunidad para alcanzar o aspirar a las más elevadas de sus ambiciones. En el progresión hacia un nuevo nivel de desarrollo, con frecuencia hay sentimientos reticentes a abandonar un estilo de vida al que te has acostumbrado y con el que te sientes cómodo. Cuando te obcecas en evitar el cambio, el resultado es el conflicto. El crecimiento resulta difícil y requiere de una gran dosis de valor. Los pantanos de Estínfalo simbolizan la mente con la añadidura de la emoción. Los pájaros representan los pensamientos y las palabras dañinas. El reto de Sagitario para trascender es: la murmuración cruel, hablar sobre uno mismo y la conversación egoísta.

El Perro Cerbero: -Euristeo le encomienda a Hércules un nuevo trabajo: Debe descender al Infierno para liberar a Prometeo que se encontraba castigado allí, por haber robado el fuego del cielo. Para entrar en el reino de Hades, dios del inframundo, necesitó un permiso especial. Mercurio, mensajero de los dioses, lo consigue a cambio, que se presente sin armas. Para descender a las profundidades debió cruzar por el envenenado río Estigia que era el que cruzaban las almas de los muertos. Una vez a la otra orilla debió seguir descendiendo hasta llegar a la morada de Hades, quien le impuso la condición de enfrentarse a Cerbero, perro de tres cabezas con serpientes el los cuellos y lenguas que arrojaban llamas que cuidaba a Prometeo, podría entonces liberarlo. Cuando Cerbero le atacó Hércules con sus poderosas manos le estrechó la garganta hasta casi ahogarlo. Sintiéndose morir el terrible monstruo consintió en liberar a Prometeo de sus cadenas.

-El décimo trabajo está conectado con el décimo signo del zodíaco: Capricornio.

Capricornio posee control de sí mismo, es perseverante y adopta una actitud seria hacia la vida. A medida que se recorre el camino de la vida, en pos de objetivos, con frecuencia topas con impedimentos que suponen el desconocimiento de lo que te depara el siguiente paso. Las tres cabezas de Cerbero representan : la sensación, el deseo y las buenas intenciones. Hércules debía descender al infierno en un acto de purificación. El reto de Capricornio es el de vencer la ambición material que lo ata al mundo del deseo y de las sensaciones. Para así acercarse al camino de lo espiritual que lo llevará a poder generar todas sus buenas intenciones en la vida.

Los Establos de Augías: -Augías, rey de Élida, poseía una considerable cantidad de bueyes. Pero los establos donde estaban los bueyes llevaban más de treinta años sin limpiarse, proporcionando infecciones y olores nauseabundos a media Grecia. Euristeo manda a Hércules a limpiar los establos y el rey Augías desconfiado le propone un trato. Si limpia todo en un día, le ofrece la décima parte de sus bueyes. Hércules inspeccionó los establos y viendo las capas de inmundicia que se habían acumulado todos aquellos años, comprendió lo difícil de su tarea. Después de mucho pensar, observó que dos ríos, el Alfeo y el Peneo, pasaban muy cerca de allí. Se puso a trabajar y desvió ambos ríos abriendo tres brechas en los muros. Las impetuosas aguas, en poco tiempo, arrastraron hasta el mar todo aquel estiércol, dejando limpios los establos. Entonces encauzó de nuevo los ríos por su antiguo lecho y se presentó ante el rey Augías. El rey se resiste al pago aduciendo que el trabajo no lo había hecho él, sino los ríos.

-El undécimo trabajo está conectado con el undécimo signo del zodíaco: Acuario.

Acuario es el ser idealista, amante de la libertad, de sentimientos humanitarios y original en lo que hace. La vida consiste en ciclos de crecimiento, cada uno de los cuales concluye antes de que el siguiente de comienzo. Una y otra vez se regresa al principio y se vuelve a iniciar el proceso de aprendizaje. Hércules debía limpiar los establos del rey Augías. Él está comprometido a hacer tres cosas: El servicio desinteresado, el trabajo en grupo y el autosacrificio. El reto de Acuario consiste en pasar por el servicio desinteresado, ya que Hércules purifica el mundo sin obtener nada a cambio.

Los Bueyes de Gerión: -Gerión, hijo de Crisaor y de Calirroe, estaba dotado de tres cuerpos unidos por el vientre y pasaba por ser el más fuerte de los hombres. Reinaba en Eritia, región de España, lindante con el océano. Su sociedad consistía en un rebaño de hermosos bueyes rojos, guardados por un gigantesco pastor, llamado Euritión, y por Ortro, que tenía dos cabezas de perro y siete de serpiente. El trabajo consistía en llevar a la manada de bueyes rojizos desde los campos de Eritia, hasta la Ciudad Sagrada de Micenas. Camino a España a través de las costas africanas, dejó un monolito en cada orilla al cruzar el estrecho. Uno en Gibraltar y otro en Ceuta, llamados posteriormente: "Las Columnas de Hércules". Nada más llegar Ortro se abalanzó sobre él y Hércules lo mató a mazazos, igual suerte corrió Euritión, que acudió en su socorro, y Gerión que también fue abatido por las flechas del héroe. Para su regreso Apolo le prestó una barca, donde llevó a los bueyes. Durante el largo camino tuvo que luchar con varios gigantes que querían apoderarse de su presa. Primero con Alebión y Dercino, hijos de Poseidón. Luego con Caco, monstruosa criatura con sólo medio cuerpo de hombre. Y por último con Erix, hijo de Afrodita, el gran luchador. Pero los venció a todos y entregó los bueyes a Euristeo, quien los sacrificó en honor de Hera, la esposa de Zeus y soberana del Olimpo.

-El duodécimo trabajo está conectado con el duodécimo signo del zodíaco: Piscis.


Piscis es sensible, intuitivo y bondadoso. Muy adaptable a las circunstancias y a las personas, por su generosidad y amabilidad. Es necesario crear nuevas formas en la vida, efectuando cambios tanto en la personalidad como en el entorno. Se deben desarrollar las capacidades innatas y pulir las habilidades para lograrlos objetivos que se persiguen. Hércules debía conducir a una manada de bueyes rojos ( los deseos inferiores) hacia Micenas. En el transcurso del trabajo mata a Ortro ( la naturaleza física), a Euritión ( la mente). El trabajo consiste en ampliar el concepto y pensar en la humanidad como un conjunto de mentes transmitiendo energía espiritual para la evolución. Es la de guiar al rebaño hacia el seguro camino de la trascendencia.


Naomi

Fuentes consultadas para la elaboración de este artículo: 
ONLINE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada